De que otra manera
serías luz en mi horizonte
si no me hallara perdido
y vagara sin rumbo ni meta
extraviado sin norte
en un mundo oscurecido.

De que otra manera
me habría encontrado
con tu cálida sonrisa
si ya no sufriera
a causa del frío renegado
que acosaba mi vida.

De que otra manera
sonreiría ahora contigo
si tú no me hubieras
rescatado del olvido
y elevado mi destino
a la altura de tu estrella.

escribo

 

sí, escribo

porque no he podido

aprender a cantar

porque tal vez sea un vate

pero quizá no seré un juglar

y no sé cómo debe lidiarse

con esa palabra perdida

que nunca vi escrita

 

escribo

no para ti

con egoísmo

lo hago a pesar de ti

 

un tropel

de sombras

se auto convoca

alrededor del papel

y escribo escribo escribo

y ya no estás cuándo termino

 

10/11/2019

***

en casa solo, reflexionando

1
no huyo de las ausencias
aquí estoy encerrado con ellas

2
no me aparto de personas difíciles
separarme de mi es imposible

3
no intento ser alguien distinto
si apenas puedo conmigo

4
nunca me aferro al pasado
ya el presente es muy complicado

5
no temo por los errores que cometo
sino por aquellos que no veo

6
no busco mi felicidad en otros
siempre está ante nuestros ojos
cada vez que nos vemos en el espejo

7
yo con nadie compito
soy un reto para mi mismo

8
nunca me quejo por como estoy
siempre hay alguien que está peor

9
trato de no guardar resentimientos
por eso nada de nadie espero.

sin retorno

me perdí en el camino

y ya no pude regresar

me perdí el rastro de tus pasos

los efluvios de tu aroma

y me creció la distancia

como crece la sombra cuando el sol se asoma

al borde oscuro de la noche

pero no perdí tu voz

que siempre me acompañó

desde que grité tu nombre

en la hora de las angustias y del miedo

.

nada me trajo de regreso desde mi exilio

pero el silencio me dio el consuelo

que me permitió seguir perdido.

 

ciego

“…Y desde el infierno
el peor de los ciegos
les mostró lo que no querían ver”
MÁNTICO

Ruth Hernández Boscán.

Casi ciego
llegué a ti
y te dije
“quiero que seas mi reino”
y tu quisiste
y así fue
Y en ti, mi reino
hice a mi antojo
y había ríos
y pájaros
y había árboles
pero no manzanas
ni serpientes,
sólo había amor
y tú, el reino
de un ciego.

eternidad

varios eones atrás
cuándo todavía
éramos apenas átomos
en el pensamiento
de alguien más grande
ya nos buscábamos
entre los efluvios siderales
que en algún momento
serían la materia prima
del gran estallido
fundador de la vida

¿en aquel entonces
ya éramos felices
y todavía no habíamos nacido?

me hago esa pregunta
algunos días
mientras miro
las arrugas
en tu almohada vacía.

siempre fuiste tú.

quizás este amor tan luminoso

estuvo siempre en el oscuro fondo

de tus ojos negros

diciéndome que saltara sin miedos

en el anillo de fuego

de tus brazos

y yo me quedé esperando

que fueras tú quién me lo dijera

 

quizás el amor

no es tan sólo una tristeza

quizás está ahí

escondido entre todas las cosas

que juntos hacíamos

en las miradas silenciosas

que compartimos

en tantos momentos

en la oficina

en los aeropuertos

a la salida

de las largas reuniones

donde mucho se planificaba

tanta felicidad y bendiciones

para las prójimas con sus prójimos

mientras que a nosotros

sólo nos quedaban

algunas sonrisas

siempre tímidas

y aquellas miradas

cargadas con aquella luz tan blanca

como la que recibe

a los que llegan al paraíso

claro, no era lo mismo

pero sí muy parecido

tu mirada era mi aljibe

y mi remanso de paz

en medio de tanta lucha

por el futuro de alguien más

 

quizá me dijiste

que me amabas, más de una vez

con miradas que pudieron confundirse

en medio de mi estrés

con algo de cansancio

 

quizás el amor estuvo ahí

en el leve roce de nuestras manos

al caminar lado a lado

o en los pensamientos

que atesoramos

como los besos

guardados

bajo la almohada de los sueños

quizá nos amábamos sin saberlo

porque no éramos expertos

en un tema tan delicado

y quizá – a veces lo pienso –

todavía nos estamos amando

 

te vi de lejos

caminando

entre mis recuerdos

y un rumor de hojas secas

me despertó las tristezas.

01/11/2019

***